Aunque algunos piensen lo contrario, sí es posible dejar de preocuparse por el dinero.

Te mereces una vida libre de preocupaciones.

Ordena el caos financiero, consigue estabilidad y aumenta tus ingresos.

Lucha por tu libertad personal.

La gente dice que esto es lo que hay, matarse a trabajar para pagar gastos y rezar por que el día de mañana nos quede una jubilación.

Se equivocan.

Porque en realidad aprender a ahorrar y aumentar tus ingresos es mucho más fácil de lo que crees:

Y eso es básicamente lo que hace falta para ser libre, retomar el control económico y dejar que el tiempo haga su efecto.

Como yo lo llamo, dominar los 4 jinetes de la libertad financiera: ahorro, ingresos, gasto e inversión.

Un método es todo lo que necesitas para recuperar el control financiero

Y si sé lo que sientes es porque yo he estado como tú.

Tenía un trabajo estable, pero me estaba ahogando.

No era feliz.

Perdí la razón por la que hace años me gustaba tanto.

Por suerte haber trazado un plan financiero hace 10 años, me dio las armas para atreverme a girar mi vida 180º.

Y aquí estoy hoy, queriendo enseñarte a hacer lo mismo. Que tengas esas mismas armas para no conformarte con “lo que toca”.

El tiempo es lo más valioso que tenemos, porque pasa y no se recupera

Sin embargo, intercambiamos nuestro tiempo por dinero, y muchas veces incluso por un mal sueldo que no vale lo que eres.

Lo mínimo es poder decidir

Piénsalo, entre el trabajo, los compromisos, las obligaciones en casa…

¿Cuánto tiempo dedicas realmente a hacer lo que quieres y no lo que debes?

Formamos parte de una sociedad donde nos enseñan a vivir al límite, a depender de forma preocupante del salario. Además en trabajos que te atan a un lugar fijo y no te dan la libertad que tu cuerpo pide a gritos.

Esto nos resta capacidad de decisión, porque no hay un plan b que nos salve. De hecho muchos, ni siquiera tienen un plan a.

Nos han inculcado que las finanzas son algo ajeno a las familias corrientes, y de lo único que hay que preocuparse es de trabajar. Esa actitud te lleva a un descontrol y desajuste entre la realidad y lo que imaginabas que sería tu vida.

Te imaginabas un buen trabajo donde ser apreciado y sentirte realizado, un día a día donde disfrutar del tiempo libre. Pero en tu mente no había jornadas maratonianas, llegar a casa a las 9 de la noche y aún así vivir angustiado por los gastos.

Tienes interiorizada esta idea:

Aguantar es lo que toca. Trabaja sin parar hasta que el estado te de una pensión y puedas jubilarte. Así es la vida.

Pero no, así no es.

El secreto para dar la vuelta a la tortilla es hacer que tu dinero trabaje para ti y te genere más dinero, mientras tú te dedicas a otras cosas.

Y esto, es posible, y es más fácil de lo que crees.

Cualquier persona normal puede conseguirlo controlando el gasto, ahorrando lo posible y rentabilizando ese ahorro.

Déjame que te cuente algo sobre mí

Pensar fuera de la caja me ha ayudado a tener la vida que quiero, con la libertad que te da no estar atado físicamente a un lugar de trabajo.

Culo inquieto

Soy Verónica Milán. Siempre sido una persona muy inquieta, desde niña me encantaba aprender cosas por mi cuenta.

Lo correcto

Aún así estudié psicología porque me gustaba y era “lo que había que hacer”, estudiar una carrera.

Cambio de tercio

Pero me armé de valor y al terminarla, cambié el rumbo y decidí dedicarme a una de mis aficiones, el diseño web.

Los años de bonanza

Trabajé más de 10 años en la industria, y en todo ese tiempo también me dediqué a aprender inversión, trading y finanzas personales.

Acumulación

Fui creando mi patrimonio de la forma que me gustaría enseñarte a hacer a ti. Con un método fácil de seguir.

Momento actual

Después de esos 10 años, me armé de valor nuevamente y volví a cambiar el rumbo. Empecé a enseñar a otras personas lo que sé sobre finanzas.

Tú también puedes

Todo esto sin ser economista y sin ser inversora profesional. Simplemente con la experiencia de una persona normal, como puedes ser tú.

Me costó mucho tiempo, ensayo y error, aprender un método de ahorro, ingresos, gasto e inversión y hacerlo encajar en una vida con poco tiempo disponible. Mi plan A.

Un método sencillo que no me lleva demasiado tiempo, ni me hace rebanarme los sesos con cálculos imposibles, ni me quita el sueño por las noches.

Una forma de gestionar el dinero en la que, como La Bella Durmiente, puedas echarte a dormir décadas y al despertar tu dinero siga creciendo. Sin despeinarte.

Estoy aquí para mejorar tu presente y tu futuro. Me dedico a formar a las personas en finanzas personales y ayudarles a ordenar su economía.

¿Qué te parecen estos objetivos?

Estos son algunos de mis objetivos en la vida, ¿los compartes?.

Tener varias fuentes de ingresos

Porque ser un empleado significa que estás poniendo el 100% de tus ingresos en la misma cesta y eso no te lo puedes permitir. ¿Qué pasaría si hoy te despiden?, perderías el 100% de tus ingresos.

Quiero ayudarte a que dejes de depender 100% de un sueldo y hagas poner a trabajar esos soldaditos llamamos “dinero” para ti.

Libre de deudas

Tener tu casa pagada, tu coche… En definitiva, no deber nada a nadie.

Dormir con la tranquilidad de que no tienes ninguna cuenta pendiente con el banco, ya que las deudas llaman a tu puerta mes a mes y no perdonan. Necesitas un respiro.

Porque realmente no tener deudas es un paso indispensable para ser financieramente libre.

Vivir bien, tranquilo y feliz

Vivir bien y no preocuparte del dinero, porque entonces todo lo demás se siente de forma diferente.

Te enfrentas con más seguridad a las cosas, te atreves más, te dejas más llevar.

Eres más feliz.

No trabajar hasta los 65

Es decir, jubilarte cuando tu quieras, no cuando otros lo decidan.

Me has convencido Vero, me gusta como piensas, ¿y ahora qué puedo hacer?

Apúntate a mi taller online gratuito para recuperar el control económico de tu vida y echar a andar tu libertad financiera.